Neocorpore - Adelgazamiento y estética

 

La obesidad es una enfermedad crónica caracterizada por el incremento de peso como consecuencia de un aumento de la masa grasa en el organismo.

 

Clasificación según el IMC(índice de masa corporal):

 

  • Menor a 18,5      Peso insuficiente
  • 18,5 – 24,9          Normopeso
  • 25 – 26,9             Sobrepeso grado I
  • 27 -29,9              Sobrepeso grado II (preobesidad)
  • 30 – 34,9             Obesidad de tipo I
  • 35 – 39,9             Obesidad de tipo II
  • 40 – 49                Obesidad de tipo III (mórbida)
  • Mayor a 50         Obesidad de tipo IV (extrema)

 

Factores que influyen en su aparición :

 

1. DEMOGRÁFICOS : el sobrepeso aumenta a partir de los 55 años en el hombre y de los 5o años en la mujer.

Existen diferencias de peso inexplicables entre distintos colectivos étnicos.

2. SOCIO-CULTURALES : en Europa , se aprecia una mayor prevalencia de obesidad entre aquellos             colectivos con nivel cultural e ingresos más bajos.

3. BIOLÓGICOS : en el embarazo existen una serie de cambios hormonales, junto con cambios en los          hábitos dietéticos que una vez que la mujer haya finalizado la gestación, aumente de peso.

Durante la lactancia, si disminuimos el ejercicio físico como resultado puede que se produzca un incremento de peso.

4. CONDUCTA Y FACTORES AMBIENTALES : aumentar el porcentaje de las grasas de la dieta y el          valor energético.

Cuando dejamos de fumar, se puede producir ansiedad que impulsa a un aumento en la ingesta de              alimentos.

Por lo general, un moderado- elevado consumo de alcohol a veces se asocia con mayor IMC.

Se puede producir un incremento de peso en aquellas personas que por diversas causas (enfermedad, intervenciones quirúrgicas, accidentes, etc. ), deben mantener un periodo de reposo.

 

¿Cuál puede ser su origen?

  • La herencia, la sobreingesta, el sedentarismo, es el tipo de obesidad más frecuente.
  • La aparición de tumores hipotalámicos.
  • Hipotiroidismo.
  • Hiperfunción suprarrenal.
  • Síndrome del ovario poliquístico.
  • Síndromes genéticos.
  • Farmacológicos.
  • Síndrome plurimetabólico : diabetes Mellitus tipo 2 o intolerancia hidrocarbonada, hipertensión arterial, hiperlipemia, etc.

 

Como conclusión diré que la “pastilla para adelgazar” ha sido y sigue siendo el sueño dorado tanto para los pacientes obesos como de las empresas farmacéuticas.

Las principales armas terapéuticas son el tratamiento dietético, la modificación de la conducta, el ejercicio físico y la terapia farmacológica.